QUÉ ES HIPNOSIS

Déjenos mostrarle cómo puede ayudarle la hipnosis

Gracias por visitar nuestra página web. Aquí encontrará información sobre la hipnosis y sus aplicaciones.

Las personas que quieren dejar de fumar encuentran en la hipnosis una herramienta muy eficaz para conseguirlo, por no decir que es la más eficaz de todas, rápida y sin efectos secundarios.

La hipnosis se utiliza con éxito en la reducción del estrés y nos puede ayudar a bajar de peso o a mejorar nuestra autoestima. También es de gran utilidad en personas con fibromialgia, con migrañas o insomnio. Asimismo nos puede servir para mejorar nuestro rendimiento académico o deportivo.

Mitos acerca de la Hipnosis

La hipnosis es una técnica de relajación y no se produce por ningún poder especial del hipnólogo.
Un sujeto en estado hipnótico no está durmiendo. Si estuviese dormido no podría captar los mensajes del hipnólogo y no serviría absolutamente para nada. Al finalizar la sesión, el sujeto recordará con exactitud todo lo sucedido, incluso si en un momento dado ha sonado un teléfono o un timbre.

En estado hipnótico, uno es dueño de todos sus actos. No se pierde el control. Nadie hará nada que vaya en contra de su propio código ético o moral, sus creencias religiosas, ni nada que pudiese perjudicarle. En cualquier momento, podría abrir los ojos y finalizar la sesión, si no está de acuerdo con el hipnólogo.

Nadie puede quedarse para siempre en el estado hipnótico. Lo único que sucedería es que pasaría a sueño fisiológico y al cabo de un rato se despertaría con toda normalidad.

No se puede revelar ningún secreto, ni decir nada que pueda perjudicar a sí mismo.

Qué es la Hipnosis

El Instituto Erickson define la hipnosis como  “un estado de focalización de la atención consciente, con una disociación momentánea que permite acceder a habilidades inconscientes, aunque éstas sean consideradas habitualmente inaccesibles”.

A lo largo del día, sin saberlo, estamos en este mismo estado. En ocasiones, subimos a nuestro coche a hacer un trayecto habitual, como puede ser ir al trabajo, y al llegar a nuestro destino no hemos sido conscientes de nuestro viaje. Cuántas veces estamos leyendo un libro de nuestro interés, o viendo la televisión, y el tiempo pasa sin darnos cuenta, y tampoco somos conscientes de lo que ha pasado a nuestro alrededor. O, simplemente, al sonar el despertador por la mañana, tardamos unos minutos en levantarnos, disfrutando de un estado de máxima relajación y bienestar.

Es una técnica que ya empleaban los antiguos egipcios, hace más de 3000 años, como nos demuestra el Papiro de Ebers. Sin embargo, hasta el siglo XVIII no se sentarían las bases del hipnotismo actual, con Mesmer y su Teoría del Magnetismo Animal. Posteriormente, James Braid acuñaría el término Hipnosis, tras asistir a sesiones del magnetizador suizo La Fontaine. Freud utilizó la hipnosis para acceder al subconsciente de sus pacientes (fue alumno de Charcot y Bernheim), pero la abandonó al desarrollar el psicoanálisis. Así, la hipnosis sigue evolucionando, hasta llegar a referentes actuales como Milton Erickson, William Kroger o Michael Yapko.

En España tenemos como uno de los pioneros a Santiago Ramón y Cajal, que aplicó la hipnosis con éxito en partos de su esposa. En la actualidad, España tiene reconocidos profesionales, y podemos destacar el Modelo de Valencia de Hipnosis Despierta.